El cemento asfáltico se utiliza principalmente en la construcción de carreteras y pavimentos. Actúa como un aglutinante que une los agregados (como arena, grava y piedra triturada) para formar una mezcla resistente y duradera. También se utiliza en la impermeabilización de techos y en la fabricación de membranas asfálticas.


El cemento asfáltico es un material ampliamente utilizado en la construcción de carreteras y pavimentos. Su principal función es actuar como un aglutinante que une los agregados, como arena, grava y piedra triturada, formando una mezcla resistente y duradera. Esta mezcla, conocida como mezcla asfáltica, se utiliza para crear la capa de rodadura en las carreteras y pavimentos, proporcionando una superficie lisa y segura para la circulación vehicular.

Además de su uso en la construcción de carreteras, el cemento asfáltico también se utiliza en la impermeabilización de techos y en la fabricación de membranas asfálticas. En estos casos, el cemento asfáltico se aplica en varias capas sobre la superficie a impermeabilizar, creando una barrera protectora contra la humedad y filtraciones.

Gracias a sus propiedades impermeables y duraderas, el cemento asfáltico se ha convertido en un material clave en la industria de la construcción. Su resistencia a las condiciones climáticas adversas y su capacidad para soportar cargas pesadas lo hacen ideal para proyectos de infraestructura de larga duración.

El cemento asfáltico: una guía básica

El cemento asfáltico es un material ampliamente utilizado en la industria de la construcción, especialmente en la pavimentación de carreteras y calles. Este tipo de cemento se compone principalmente de asfalto, un producto derivado del petróleo.

El cemento asfáltico se caracteriza por su alta resistencia al desgaste y a las condiciones climáticas adversas, lo que lo convierte en una opción ideal para superficies de alto tráfico. Además, su flexibilidad permite adaptarse a los movimientos del suelo, evitando la formación de grietas y fisuras.

Para la fabricación del cemento asfáltico se utilizan diferentes agregados, como arena, grava y piedra triturada, que se mezclan con el asfalto caliente.


Esta mezcla se aplica sobre una base firme y compactada, y posteriormente se compacta con rodillos para obtener una superficie uniforme y resistente.

Es importante tener en cuenta que el cemento asfáltico requiere de un adecuado mantenimiento para garantizar su durabilidad. Esto incluye la realización de reparaciones periódicas, como el sellado de grietas y el reemplazo de capas desgastadas.

Conoce todo sobre el cemento asfáltico: tipos y características

El cemento asfáltico es un material ampliamente utilizado en la construcción de carreteras y pavimentos. Es un tipo de asfalto que se obtiene mediante la mezcla de betún, agregados minerales y aditivos.

Existen diferentes tipos de cemento asfáltico, cada uno con características específicas que se adaptan a distintas condiciones de uso. Entre los tipos más comunes se encuentran el cemento asfáltico AC-20, AC-30, AC-40 y AC-60, los cuales varían en su viscosidad y resistencia.

El cemento asfáltico AC-20 es utilizado principalmente en capas de rodadura, mientras que el AC-30 y AC-40 son adecuados para capas de base y subbase. Por su parte, el AC-60 es utilizado en capas de rodadura sometidas a altas cargas y tráfico intenso.

Uno de los principales beneficios del cemento asfáltico es su resistencia a la intemperie y su durabilidad. Además, presenta una buena adherencia a los agregados, lo que contribuye a la estabilidad y resistencia del pavimento.

Es importante tener en cuenta que el cemento asfáltico debe ser aplicado a la temperatura adecuada para garantizar una buena compactación y adhesión. Además, su almacenamiento debe realizarse en condiciones adecuadas para evitar la degradación del material.

Espero que este artículo haya sido útil para comprender la importancia y versatilidad del cemento asfáltico en la construcción. Si tienes alguna pregunta adicional o deseas obtener más información sobre este tema, no dudes en contactarnos. ¡Hasta pronto!

Llámanos